ecología

Científicos afirman que la humanidad ha salvado a la capa de ozono

Cuando se habla de los graves problemas ambientales que sufre el planeta, la pregunta que surge es si todavía estamos a tiempo de remediarlos o revertirlos, y las respuestas suelen ser desalentadoras; no obstante, algunos indicadores podrían convocar cierto optimismo, ya que señalan que el humano, causante de buena parte de los problemas de su medio ambiente, tiene tiempo y el poder de cambiar este destino. Un caso notable es el de la capa de ozono, aquella que protege a la superficie terrestre de los rayos ultravioleta, y que había comenzado a debilitarse dramáticamente por efectos de la actividad humana. En 1987, el Protocolo de Montreal estableció que los países firmantes se comprometían a acabar con las emisiones de compuestos destructores de la capa de ozono. Casi treinta años después, un artículo en la revista Nature Communications afirma que en aquella ocasión la comunidad internacional actuó a tiempo: gracias al acuerdo, ahora la capa de ozono está a salvo. La investigación, que tomó datos meteorológicos muy detallados para componer un modelo de simulación tridimensional, concluye que si no hubiera sido por el Protocolo de Montreal, el agujero de la capa de ozono habría sido un 40% mayor en el año 2013. Se trata, entonces, de una buena noticia en medio de un panorama oscuro, que puede servir para intensificar la participación y responsabilidad en cuestiones ambientales ya que, está visto, aún no todo está perdido.

 

FUENTE: ABC

Imagen: Shutterstock