Todos los horarios
CIENCIA Y TECNOLOGÍA

Trepanación para el dolor de cabeza

Los experimentos médicos sin restricciones son un tema recurrente en pesadillas y guiones del séptimo arte. Pero poco se conoce sobre cuánto dolor y sufrimiento se ha causado a lo largo de los siglos en nombre de la ciencia y el supuesto progreso científico. Aunque existen algunos registros a través de relatos y vivencias.

Algunos estudios de los siglos XIX y XX, parecían inofensivos si se tiene en cuenta las cosas que se pueden hacer en la actualidad. En cambio, otros fueron lo suficientemente terribles al punto de llegar a enfermar a una persona sana o incluso matarla. Los experimentos con niños, animales y personas de pocos recursos son vistos como particularmente malvados debido a que utiliza a individuos indefensos. Pero en la antigüedad no había leyes para proteger a estas víctimas de médicos y cirujanos que pretendían jugar a ser dioses con la vida de otros.

Hace miles de años, taladrar un agujero en la cabeza de una persona con un dispositivo llamado trépano era auténtica medicina de vanguardia. De hecho, se considera uno de los intentos más antiguos conocidos de procedimiento quirúrgico. Esta cruda intervención fue utilizada por una gran cantidad de culturas en Eurasia y América hasta la Edad Media. La lógica detrás del procedimiento no está exactamente clara, ni su aparente popularidad generalizada en todo el mundo, pero se cree que se utilizó para tratar traumas, dolores de cabeza e incluso problemas psicológicos.

Los prisioneros, los soldados, los pobres y los enfermos mentales, históricamente se han llevado la peor parte de las peores pruebas médicas, como la disección en vivo sin anestesia, también llamada vivisección, con el fin de visualizar la morfología y su correlación con la función orgánica. Si bien estas atrocidades no quedaron impunes, algunas llevaron a descubrimientos médicos que salvaron miles de vidas.


Fuente: Muy Interesante

Imagen: Shutterstock